jueves, 30 de octubre de 2008

AUTOESCUELA

Cada Lunes, en León, decenas de jovenzuelos, se sacan el carné de conducir, por lo que, muy difícil no puede ser, así que, me he propuesto sacármelo yo también.

Pero, en 2 días que he ido, ya han pasado varias cosas curiosas, que me están haciendo replantearme la idea de sacármelo. Por ejemplo, el primer día de clase, iba yo nervioso, sin sabe a lo que me esperaba, y chupando frió como un subnormal, pero la cosa es, que por fin voy a mi primera clase, las lagrimas caen de mis ojos, pero rápidamente se congelan por el frió de León.

Al entrar, veo que hay alboroto, pero al no estar el profesor, pienso que será lo normal, me siento, y saco mis librazo, me pongo a leerlo, y de esto que entra el profesor, y dice, que hoy tampoco podrán dar clase, el motivo, un fallo de luz, que le obliga a estar todo el día pegado a la caja para que no salte la luz.

De todas maneras, me quede media hora, ya que nadie marchaba, y me daba cosa ser el primero. Llego a casa, y cuento lo sucedido, y me macho a ensayar, así que cojo el bajo (que esta roto, por lo que tengo que ensayar con otro, pero bueno) y marcho.

Al día siguiente, por la mañana, mi madre me cuenta lo que sucedió en la autoescuela, que ella lo sabia, pues esa autoescuela la limpia la empresa de mi tío, y se enteraron. Resulta, que faltaba una pieza, pieza que el viernes pasado, fue un empleado de Iberdrola a mirar, y dijo que la tenia que cambiar, y se la llevo, el martes (cuando empecé la autoescuela) estaban esperando por la pieza, así que le miércoles llamaron, y resulta, que Iberdrola, no mando a nadie, por lo que les robaron la pieza por la cara, pero tranquilos, ya lo denunciaron, (me hace gracia lo de tranquilos, ya que nadie estará nervioso)

Ayer miércoles, por fin pude ir a clase, y lo que me encontré fue, increíble, chavales entupidos, que no hacían mas que interrumpir, que no nos dejaban avanzar, y que intentaban demostrar que sabían mas que el propio profesor, pues, como decía uno de ellos, “Yo cuando voy de copiloto, es como si estuviera conduciendo yo, pues voy atento a la carretera y a los espejos”, este mismo energúmeno, decía, que tras 500km, con descansar 2 o 3 minutos, en lo que se llena el combustible, ya estas descansado, y no te hace falta tomar nada.

Así durante una hora, y solo nos dejo leer una puta pagina del código, por lo que hoy, decidí dormir, en lugar de perder una hora, y por la tarde me voy a a la espicha, a beber y a disfrutar del frió de León.

Y como tengo mucho frió, y necesito calor, y la calefacción esta por las nubes, que mejor que fotos de tías.


Por cierto, nadie me ha mandado fotos, aunque una amiga, se saco una foto muy GRRRRRRRR, y me deja ponerla en el blog.